Los Beatles, en diez versiones inolvidables

 

 

 

No hay grupo más versionado que The Beatles, ni canción con más interpretaciones que Yesterday según el libro Guiness. Pero una versión no es que un músico utilice la canción de otro. Una versión consiste en enfrentarse a ella, desde la personalidad de cada uno, como si fuera nueva.El fenómeno sigue vivo. Los grandes cantantes del siglo XX han rendido homenaje (ahora se dice, mal, tributo) a la banda de Liverpool, cada uno desde su estilo. Estas son diez versiones hechas en el último medio siglo que resultan memorables. Algunas son de sus contemporáneos, incluso de sus mayores, otras de bandas indies muy de hoy.

El maestro de la guitarra solo necesitó tres días. Los Beatles idolatraban a Jimi Hendrix, el más brillante guitarrista de su generación (y probablemente del rock de todos los tiempos). Cuenta Paul McCartney que los Beatles quedaron muy impresionados cuando, tras el lanzamiento de Sgt. Pepper’s Lonely Heart Club Band en 1967, acudieron a ver al músico de Seattle en el Saville Theatre del West End londinense. Sólo tres días después de editado Sgt. Pepper’s, Hendrix sorprendía a su ilustre audiencia interpretando el tema que le da nombre. Con virguería y con rabia.

Una masa emocionada en Woodstock. El festival de Woodstock de 1969, en un pueblo de Nueva York, fue un evento para la historia para el que se congregó una masa entusiasta que desbordó a la organización y que algunos cifraron hasta el medio millón de personas. Todos habrán visto las imágenes de los hippies revolcándose en el barro y las estrellas llegando en helicóptero. Allí Joe Cocker emocionó a la audiencia con una versión muy espiritual de With a little help from my friends. El mismo Cocker parece extasiado con esa voz desgarradora.

El Rey los metió en su repertorio. Si a Lennon le hubieran concedido un deseo, habría pedido la voz de Elvis Presley; el de Memphis quizás habria dado su fortuna por el talento compositor de Lennon, McCartney y Harrison. Hemos escrito en este especial del decepcionante encuentro entre The Beatles y Elvis Presley en Los Ángeles en 1965, pero eso no impidió que Elvis incluyera varias piezas de The Beatles en su repertorio habitual en los años siguientes. En busca de una rareza damos con esteHey Jude esbozado durante un ensayo de los primeros años 70.

David Bowie, de la mano de Lennon. Otro genio, la figura del entonces llamado glam rock, tenía ganas de dar un giro a su carrera cuando grababa Young Americans en 1975. En el álbum participó John Lennon, con quien compuso Fame, y Bowie, en agradecimiento a su amigo, incluyó en el disco esta versión de Across the Universe, de Let it be (1970). Una versión mágica de un tema mágico (aunque este vídeo es tramposo, editado con imágenes posteriores).

La Voz quiso cantarlo casi todo. El gran Frank Sinatra estaba tan fascinado con The Beatles que hizo conciertos enteros versionándolos, en concreto con los temas del álbum blanco. Hubo otros contactos con la banda: llegó a regalar una grabación casera y personalizada de The lady is a tramp que dio a Ringo para su esposa Maureen por su cumpleaños. Hay mucho donde elegir entonces, pero la que él prefería es Something, uno de esos temas del George Harrison que estaba más en forma en 1969.

El Genio que hacía vibrar. Ray Charles es una de las figuras más destacadas del siglo, apodado El Genio, el hombre que se sobrepuso a una trágica niñez y a la ceguera, otro que desafío los límites entre géneros musicales. Ray emocionaba por cómo se entregaba en cada actuación. Convirtió muchas piezas de The Beatles en joyas del gospel y del soul. Una de las que más repitió fue -ya tocaba ponerla en esta selección- Yesterday.

Los herederos del ‘brit pop’. Oasis fue la banda más emblemática del llamado brit pop, movimiento que desde los años noventa pretendía recuperar y actualizar el legado de las grandes bandas de las islas en los años sesenta (los propios Beatles, Stones, Who, Kinks…) sin renunciar a las aportaciones de la new wave. La banda de los hermanos Gallagher -la voz de Liam, el talento compositor de Noel- no disimulaba esa influencia sesentera y acababa algunos de sus conciertos con canciones de los Fab Four, como este I am the walrus, la canción más psicodélica de Lennon, que interpretan en Berlín en 2002.

Sin exotismo, con decibelios. The Black Keys, una de las bandas de rock (en realidad un dúo) más respetadas del nuevo siglo, hizo esta enérgica interpretación de She said She said, poco conocida pero magnífica canción de Revolver en la cual Lennon contaba su experiencia psicodélica con Peter Fonda y The Byrds en Los Ángeles (“Me hace sentir como si nunca hubiera nacido”). En esta interpretación del año 2004 en un concierto en Madison, The Black Keys eliminan todo el influjo indio de la original y ahora todo el peso del tema lo lleva esa distorsionada guitarra de Dan Auerbach.

El testigo olímpico. Arctic Monkeys son otra de las bandas del momento, recién proclamados reyes del rock por Rolling Stone. Comparten con The Beatles no solo la herencia del brit pop sino haberse convertido en fenómenos precoces, veinteañeros por los pelos (aunque los Monkeys con armas más indies: batieron récords con su primer álbum en 2006 tras moverlo durante meses por Internet). En la fiesta olímpica de Londres 2012, esta banda de Sheffield interpretóCome together, canción de Lennon en Abbey Road, pero el vídeo no está disponible, cosas de los derechos, y lo escuchamos en esta versión de estudio.

¿Con ganas de más? La lista de grandes versiones de The Beatles es inagotable, pero debe incluir también otros momentos irrepetibles: un intento muy privado y nada oficial de los Rolling Stones con I’ve just seen a face y Eight days a week; la versión de U2 del tema más heavyde Paul, Helter Skelter; el energético Get back que ha repetido tanto Tina Turner; un delicado Here comes the sun de Nina Simone; el Come together en plan funk de Michael Jackson; el estremecedor In my life de la leyenda del country Johnny Cash; la gran voz de Ella Fitzgerald visitando Hey Jude el mismo 1969; el Sgt. Pepper’s… de los Bee Gees con Peter Framton para una olvidable película del mismo nombre; un Day Tripper de la barroca la Electric Light Orchestra; el For no one a lobossa nova de Caetano Veloso; el Got to get you into my life desde el vozarrón de Tom Jones; el místico Within you without you que cantó Patti Smith; un estridente Wild honey pie al estilo de los Pixies; el Penny Lane que interpretó en la Casa Blanca, ante Obama, Elvis Costello en 2010; o Jack White revisando a lo acústico Mother Nature Son en el mismo acto; sin dejarnos el final del último festival de Glastonbury con With a little help… por Mumford & Sons rodeados de ilustres colegas. Y todavía se echarán de menos otras. 

 

 

 

© Derechos :puede reproducirse esta nota

    citando como fuente: Los 60 Principales.

You can leave a response, or trackback from your own site.

Leave a Reply