Lila Downs lanza un disco “amoroso” fruto del desencanto político

 

 Para Lila Downs, su nuevo disco “Salón, lágrimas y deseos” es un regreso al bolero y una forma de cantar su posición “en este México tremendo”.

 “No he dejado de ser guerrera. Es cierto que es un disco muy amoroso, pero salió .

“Gracias a Trump pude terminar el disco. Estaba tan deprimida, y después de una borrachera buena, me dije: vamos a trabajar”. El disco, su undécimo álbum de estudio, consta de 13 temas, de los cuales seis son suyos y siete son boleros antiguos.

Downs, de 48 años, contó que estaba lista para componer y lo primero que le salió fue el tema “Envidia”, que canta con el músico argentino Andrés Calamaro.

“Dice: ‘envidia, tú me tienes mucha envidia, porque soy todas las cosas que tú quieres para ti…’Es algo para Donald (Trump) y para toda la gente que lo apoya, porque son racistas y creo que nos tienen miedo. Simplemente, ven que gozamos demasiado”, afirma Downs, de padre estadounidense y madre indígena de Oaxaca.

En el disco, la voz del cantaor español Diego El Cigala se pliega a la armonía de un “Mundo raro”, el hit antiguo de José Alfredo Jiménez.

Downs fue acompañada en la etapa creativa por su marido, el saxofonista Paul Cohen, que padece desde hace cuatro años una enfermedad en el corazón y recibirá un trasplante.

El sencillo “Peligrosa” se dio a conocer el martes con la fotografía de la cantante junto a un caballo blanco. Hay en ese tema un afán “de libertad por una mujer intrépida y que no sabe si lo que siente es amor por su ser amado”.

Carla Morrison y Mon Laferte son los otros cantantes que acompañan a Downs en este disco para volver al bolero y expresar la universalidad del sentimiento básico, el amor y el desamor del ser humano, con clásicos como el citado “Mundo raro”, “Seguiré mi viaje” y “La mentira”, ambos de Álvaro Carrillo, y “Piensa en mí”, de Agustín Lara.

Cuenta Downs que cantar con Diego El Cigala fue difícil, “porque el tema ‘Un mundo raro’ es un tema difícil”. “Yo me había enamorado de ese tema cuando lo usó Eugenia León, pero no me había gustado que usaron sintetizador”.

“Vino El Cigala, se echó toda una botella de tequila durante la grabación, sumado a los (músicos) rusos de la Orquesta de Minería y quedó bárbaro”.

“Son de Juárez”, un tema compuesto por Downs para Benito Juárez, el primer presidente indígena de México en el siglo XIX, está dedicado a “un personaje polémico” pero que en su tierra es “un semi-dios”.

“Lo ponemos en los altares de los muertos para que nos ayude y nos defienda”.

“En el tema invitamos a una banda oaxaqueña, que también toca el ritmo sinaloense, pero lo quise hacer al estilo del son del istmo. Suenañun poco como cumbia, tiene otra cadencia. Nos divertimos haciéndolo”.

Downs dice que Juárez era un hombre de ley y por eso se ha fijado mucho en él.

“La pregunta es si Benito Juárez tiene respuestas para este momento que estamos viviendo, ¿verdad?”.

“Mi madre siempre quiso que yo estudiara leyes, no que fuera artista, pero ni modo, así salí. Ahora entiendo por qué quería eso, porque en México, si conoces la ley, puedes hacer muchos cambios”.

La cantante viajará a Chile y a Argentina en agosto. Un mes después actuará en Nueva York y regresará a México para seguir sus presentaciones.

“En Argentina veré si Andrés Calamaro me puede acompañar, porque no he cantado con él durante la grabación. Es que es muy famoso, siempre lo invito y nunca llega”.

 

 

© Derechos :puede reproducirse esta nota

    citando como fuente: Los 60 Principales.

You can leave a response, or trackback from your own site.

Leave a Reply