El Álbum Blanco de Los Beatles cumple 46 años y algo más!!

 

 

1. Se lanzó el 22 de noviembre de 1968 en Gran Bretaña (tres días más tarde en Estados Unidos), fue el primer trabajo que The Bealtes editó bajo su propio sello, Apple Records, y su primer álbum en ver la luz en Inglaterra tras la muerte del manager Brian Epstein. Sí, lo sabemos, fanáticos: Magical Mystery Tour, de 1967, sería el que cumple con esta última condición, pero recordemos que, técnicamente, en las islas salió como un doble EP, sólo en Estados Unidos como LP.
2. También fue el primer LP doble de la banda, una decisión con la que no todos estaban de acuerdo, en especial su productor, George Martin. Ringo Starr dijo en The Beatles Anthology que los discos se deberían haber editado por separado. Por su parte, para George Harrison “había muchos egos en la banda y algunas canciones deberían haber sido lados B”.
3. El álbum casi fue bautizado A Doll’s House, título de la obra de Henrik Ibsen. Incluso el artista John Byrne (alias “Patrick”), había preparado una portada. Pero la banda decidió descartar el nombre cuando Family, un grupo de rock progresivo inglés, lanzó Music in a Doll’s House apenas unos meses antes. Aquel arte ideado vio la luz recién en octubre de 1980, como tapa del compilado The Beatle’s Ballads. 
4. La portada blanca no fue, como muchos creen, idea de John Lennon y Yoko Ono. En realidad, fue una propuesta del artista Richard Hamilton, con la intención de hacer algo que contrastara por completo con la recargada y colorida tapa de Sgt. Pepper’s Lonely Hearts Club Band. Según The White Album Project (verdadera biblia sobre el disco), poner en relieve el título The Beatles y numerar cada copia también se le ocurrió a Hamilton. Además, propuso que la cubierta tuviera marcas de café y hasta manchas de pulpa de manzana (en honor a Apple Records), lo cual fue descartado.
Así de simple como parece, fabricar el arte original fue un verdadero despelote. En Estados Unidos, el proceso de manufactura llegó a involucrar hasta cuatro plantas, en locaciones diferentes, entre inserts, vinilos, grabados, impresión serial y armado.
5. Las sesiones del disco inauguraron la experiencia de la banda con una consola de ocho pistas, cuando grabaron “Hey Jude” el 31 de julio de 1968 en los estudios Trident. Hasta entonces, usaban cuatro pistas y, cuando los arreglos musicales requerían más, copiaban los primeros tracks a una cinta virgen y, simultáneamente, mezclaban algunos a fin de liberar la cantidad que necesitaran para los overdubs adicionales. El grupo se enteró, más tarde, que Abbey Road tenía una 8 track nueva en su depósito y la hizo instalar, aun sin la debida autorización. Allí regrabaron “While My Guitar Gently Weeps”, en septiembre.
En el estudio, los Beatles ya habían colaborado con otros músicos, pero siempre provenientes del jazz, la música clásica o india. Para “While My Guitar Gently Weeps” fue la primera vez que tuvieron a una estrella reconocida que tocaba un instrumento ya presente en la banda: Eric Clapton. Por otra parte, George Martin se tomó una semana de vacaciones, tiempo en el que las sesiones del White Album quedaron bajo la supervisión de su asistente, Chris Thomas, de apenas 21 años.
6. Hay varias diferencias en las canciones entre la edición estéreo y mono del álbum. Por ejemplo, en la versión a dos parlantes, “Ob-La-Di Ob-La-Da” y “Why Don’t We Do It In The Road” tienen intros con palmas y “Helter Skelter” tiene casi un minuto más, con el grito de Ringo al final “I´ve got blisters on my fingers!”, harto después de grabar ¡18 tomas! de la canción. Sin embargo, el solo de guitarra de “Honey Pie” es más corto que en la edición mono. También hay pequeñas distinciones en “Back in the U.S.S.R.”, “Blackbird”, “While My Guitar Gently Weeps” y otras.
7. ¿Cómo detectar primeras ediciones originales? Las primeras copias del disco tienen un formato gatefold con apertura en la parte superior, no en los costados. El nombre The Beatles está en relieve (en las versiones posteriores está impreso en negro o gris) y cada copia lleva un número de serie. Además, incluye un póster con un collage de un lado y las letras del otro, más los cuatro icónicos retratos fotográficos de John, Paul, George y Ringo que tomó John Kelly. Las etiquetas de los vinilos tienen el tradicional logo del sello Apple, con la manzana verde entera en el primer disco y cortada al medio en el segundo. El número de catálogo de la primera edición inglesa es PMC o PCS 7067/8 (siglas que varían según se trate de la versión mono o estéreo). Para Estados Unidos, es SWBO 101. Más info, acá.
8. ¿Tenés un first release del LP en tu poder? WhiteAlbumRegistry.com se propuso registrar la mayor cantidad de primeras ediciones en el mundo. Solo hay que suscribirse al sitio y anotar tu copia con el número de serie único que tenga en la portada.
9. Del 22 de noviembre al 1 de diciembre se subastaron en Gran Bretaña cien lotes de memorabilia de los Beatles. El ítem más preciado es una primera edición del White Album autografiada por John, Paul, George y Ringo. Ya hubo remates de primeras impresiones (uno de los poquísimos promos con el número A0000001 llegó a los 35.000 dólares), pero esta es la primera vez que está disponible al público un ejemplar rubricado por los fab four. 
10. El Álbum Blanco es motivo de fanatismos varios, pero uno de los más curiosos es el del artista Rutherford Chang, que solo colecciona primeras ediciones del disco (sin importar su condición) y ya posee 893 copias. Incluso tiene una versión argentina, Nro. 025640, con el labrado “Los Beatles” y el listado de temas en español. A principios de este año, montó una exhibición titulada “We Buy White Albums”, una suerte de disquería ficticia que solo tenía en sus bateas ejemplares del LP y que, en lugar de venderlos, compraba nuevos.

 

 

 

 

© Derechos :puede reproducirse esta nota

    citando como fuente: Los 60 Principales.

You can leave a response, or trackback from your own site.

Leave a Reply