Beatles. Viaje a sus escenarios de leyenda

0
86

 

 

Todo el mundo quiere ser un beatle

Abbey Road.

Uno de los pasos de peatones más fotografiados del mundo.

Son seis líneas blancas pintadas sobre el asfalto de una calle al norte de Londres. Y un imán para miles de turistas que durante todo el año acuden allí a tomarse la misma foto que se hicieron los Beatles para la portada de su último disco, titulado Abbey Road, como la calle en la que se encuentran los estudios de la discográfica EMI, en la que grabaron el 90% de su producción. En la web de esos estudios se puede ver la imagen de una cámara apuntando 24 horas hacia el paso de peatones. Nate Crawford, en la imagen grande, es un artista de Florida que se fotografía por todo el mundo metido en un círculo. ¿Cómo no iba a hacerlo en este trozo de Londres?

El nostálgico viaje

Magical Mystery Tour.

Un autobús adquirido por Hard Rock Café y una réplica que ofrece un viaje turístico a la nostalgia de más de dos horas.

El modelo es prácticamente idéntico a aquel autocar que utilizaron los Beatles para rodar su película Magical Mystery Tour (a la izquierda, un fotograma con los cuatro músicos asomados por el techo del autobús). El vehículo original fue comprado por el poderío estadounidense de la cadena Hard Rock y ahora está en Orlando. Pero esta réplica, aparcada muy cerca de la casa en la que pasó su niñez Paul McCartney, realiza uno de los recorridos centrados en los Beatles más nostálgicos de todos los que se ofrecen en Liverpool.

Una leyenda de 15.000 ladrillos

The Cavern.

El garito de Liverpool donde casi todo empezó.

El 9 de noviembre de 1961, un hombre llamado Brian Epstein fue a ver a The

Beatles a The Cavern. Por entonces, el grupo tocaba en una sesión vespertina. Ese día, Epstein decidió convertirse en mánager del grupo y allí mismo concertó una cita con el cazatalentos de la discográfica Decca. El club original se cerró en marzo de 1973 y prácticamente el 50% del local fue destrozado para la construcción de una estación de metro. En 1984 volvió a abrir recuperando parte del espacio original y, según cuentan sus responsables, se utilizaron 15.000 ladrillos del anterior garito para reconstruir el nuevo The Cavern. La fama de The Cavern continúa intacta, tanto que se ha ofrecido en muchas ocasiones para conciertos sorpresa como los que dieron Arctic Monkeys, Oasis o Travis.

Entre Liverpool y Nueva York

Strawberry field.

El otro gran éxito que se incluyó en un disco sencillo que, pese a ofrecer una canción en cada cara, sólo tiene cara A.

La historia de Strawberry Field es tan extraña como la letra de la mítica canción, Strawbery fields forever, que John Lennon escribió en Almería.Según ha contado el propio Lennon, el tema hace referencia a un parque que había cerca de su casa. Se supone que esta verja de color rojo esconde ese parque que termina en un edificio que era un orfanato del Ejército de Salvación. Pero hay otro campo de fresas. Está en Central Park, en Nueva York. Fue el homenaje de Manhattan al beatle asesinado frente al edificio Dakota, su residencia. Cientos de países quisieron contribuir en la construcción de este memorial neoyorquino. Strawbery fields forever y Penny Lane se lanzaron en lo que los propios Beatles consideraban como el primer single con dos caras A de la historia del pop.

La calle bajo el cielo de los suburbios

Penny Lane.

Una vía tranquila elevada a la categoría de intocable por obra de sir Paul McCartney.

Paul McCartney fue capaz de convertir una calle como otra cualquiera de un suburbio de Liverpool en una de las más famosas del mundo. En febrero de 1967, esta historia, mitad realidad, mitad fantasía, se publicó en un disco sencillo. Hoy día, Penny Lane es un referente turístico de Liverpool. Se encuentra a unos 30 minutos en autobús del centro de la ciudad, pero aún pueden verse en la rotonda al final de la calle la barbería y el banco de los que se habla en la canción. James Penny fue un comerciante de esclavos en el siglo XVIII, y las autoridades de Liverpool quisieron cambiar el nombre de la vía. La respuesta popular impidió el cambio y el escenario sigue intacto.

La factoría de números uno

estudio número 2 de abbey road studios.

El templo londinense donde los Beatles grabaron el 90% de su trabajo.

John, Paul, George y Ringo se dieron cuenta de que la locura no podía continuar. Aviones, hoteles, conciertos en los que era prácticamente imposible escucharlos, miles y miles de fans en los aeropuertos, en las calles, en cualquier lugar, encerronas en sus habitaciones por amenazas de muerte. Tuvieron una idea: es mucho mejor enviar nuestra música hecha en estudio a todo el mundo antes que tener que viajar nosotros por todo el planeta. El estudio 2 es mítico. Cuando los Beatles comenzaron a experimentar y cuando sus trabajos necesitaban secciones de cuerda o viento, este lugar con capacidad para más de 55 músicos fue su refugio. Estas dependencias, que hoy son casi como un búnker, fueron creadas en 1931 y en ellas han grabado grupos como Pink Floyd, Oasis o Mecano.

 

 

 

 

 

© Derechos :puede reproducirse esta nota

    citando como fuente: Los 60 Principales.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here