“As long as I have you”, de Roger Daltrey

0
15

Roger Daltrey, una de las voces más poderosas y magnéticas de la historia del rock, vuelve a sus raíces soul en “As long as I have you”, noveno disco en solitario y primera entrega en más de un cuarto de siglo. Dave Eringa repite a la producción tras la sobresaliente tormenta eléctrica “Going back home” (2014) que firmaron a medias Daltrey y Wilko Jonson. Once canciones grabadas en los descansos de la gira 50 aniversario de The Who, fuego de eterna juventud en el que ardimos cuando arrasaron a su paso por el primer Mad Cool (2016), con un Daltrey rugiendo descamisado y un incombustible Pete Townshend. Ese fuego se palpa y extiende por cada surco de esta nueva entrega, en la que la guitarra de Townshend se une y deja su huella en siete pistas.

A sus 74 años, el exvocalista de los Who se sumerge en los primeros pasos que dio como músico, antes de que su compañero Townshend comezase a escribir las canciones de la banda que marcaron a toda una generación. Resuenan esos covers de Bo Diddley y otras piezas icónicas del blues y el soul, que tocaban siendo adolescente ante un reducido público en iglesias y pequeñas salas. Los aromas de este flamante trabajo muestran ese ADN que siempre reflota y que podemos rastrear mirando por el retrovisor, ya sea bajo el nombre de High Numbers o en el debut discográfico de The Who, “My generation” (1965), con el palpitante espíritu Motown en ‘Leaving here’ de Eddie Holland o en ‘Please, please, please’ y ‘I don’t mind’ de James Brown.

En palabras del propio Daltrey: “Durante mucho tiempo, he querido volver a la simplicidad de estas canciones, para mostrarle a la gente mi voz, una voz que no habrán escuchado antes. Parecía el momento correcto. Es donde estoy, mirando hacia atrás a ese momento, mirando a través de todos esos años, pero también estando aquí, ahora, en el momento lleno de soul”.

Desde el inicio se muestra auténtico y emocionante, a corazón abierto en “la lucha para llegar al sol” (habiendo nacido en la oscuridad), del soul titular ‘As long as I have you’ de Garnet Mimms, seguida del “iré donde quiera que estés” de ese ‘How far’ con aires sureños de Stephen Stills. Recorre y nos muestra con su voz las heridas del tiempo y el dolor de los jirones de vida que se perdieron en el camino. Marca personal que mantiene intacta tanto en las composiciones propias, como en las versiones que hace suyas: Del ‘Where is a woman to go’ de Dusty Springfield (que pasa a titularse para la ocasión ‘Where is a man to go to’), con un estribillo que le corre por las venas, a la desacelerada ‘You have not done nothing’ de Stevie Wonder, en la que sus poderosas cuerdas vocales se abren paso entre vientos y voces gospel que huelen a azufre, pasando por el desenfreno funky del ‘Come in out of the rain’ de Parliament (aquí ‘Get on out the rain’), donde su garganta vuelve a brillar y sacar músculo entre metales y coros.

Le roba el alma a Nick Cave sin dejar de mirarlo a los ojos en una ‘Into my arms’ a la altura de la original y, mientras nos mece en la preciosa y auténtica ‘Certified Rose’ que le dedica a su hija, solo necesita dos minutos para dejarnos tocados y hundidos, en la belleza resplandeciente de una ‘Out of sight, out of mind’ que termina a tumba abierta.Puede que su voz haya perdido algo de potencia, pero la emoción no solo no se ha ido, sino que ha vuelto con más fuerza que nunca para quedarse.

 

© Derechos :puede reproducirse esta nota

    citando como fuente: Los 60 Principales.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here