Juan Luis Guerra, Milly Quezada y Wisin actuarán en premios dominicanos

 

Los cantantes dominicanos Juan Luis Guerra y Milly Quezada y el puertorriqueño Wisin actuarán este martes en la gala de los Premios Soberano, el principal galardón que se entrega a los artistas del país caribeño y que este año homenajeará al legendario músico Cuco Valoy ‘El brujo’.

 Los premios, que se transmitirán por televisión, rendirán tributo, además, a la icónica folclorista Josefina Miniño y a su esposo, Papa Molina, músico y director de orquesta.

Asimismo, al publicista y gestor cultural Freddy Ginebra y al cantante Leonardo Paniagua, uno de los pioneros de la bachata.

Premios Soberano, organizados por la Asociación de Cronistas de Arte (Acroarte), celebrarán también los 30 años de la orquesta Coco Band, que se convirtió en un fenómeno musical “tras romper esquemas y revolucionar la forma de bailar y cantar merengue”, destacó la entidad en un comunicado.

Este galardón, anteriormente llamado Casandra, arriba a su edición 33 y lo celebrará con el multipremiado Juan Luis Guerra, “un artista que a través de tres décadas ha impactado el arte dominicano con innovaciones musicales y fusiones que llevaron la bachata y el merengue a otra dimensión”, destacó Acroarte.

Guerra ha recibido múltiples Soberano y en tres ocasiones el “Gran Soberano”, el más alto galardón, convirtiéndose en el único artista dominicano en lograrlo, recordó Acroarte.

También actuará la cantante Milly Quezada, reconocida como “la reina del merengue”, quien subirá al escenario de Premios Soberano casi 20 años después de haber logrado en 1998 el “Gran Soberano”.

La cartelera musical también incluye al reguetonero puertorriqueño Wisin, que recibirá el premio Soberano Internacional por su trayectoria en la industria de la música, informó Acroarte.

Los Premios Soberano reconocen la labor de representantes del mundo del arte y la cultura y han homenajeado durante estos años a artistas extranjeros como los españoles Julio Iglesias y David Bisbal, los colombianos Juanes y J Balvin y los puertorriqueños Luis Fonsi y Daddy Yankee.

 

 

© Derechos :puede reproducirse esta nota

    citando como fuente: Los 60 Principales.

The Strokes rebusca en su pasado y echa el cierre al Lollapalooza Brasil

 

La banda neoyorquina The Strokes rebuscó hoy entre sus grandes éxitos en el cierre del Lollapalooza Brasil, una cita sónica marcada por el rock y que esta edición contó con grandes dosis de electrónica.

 La lluvia dio inicio al concierto -uno de los más esperados del festival-, pero cesó con los primeros acordes de “Someday”, un clásico indiscutible de este grupo al que muchos llegaron a considerar como “los salvadores del rock”.

Nostálgicos o quizá “saudosos”, como dicen los brasileños, los estadounidenses desempolvaron sus mejores temas para hacer vibrar al respetable, que saltó con “Last night” y “Hard to explain”, ambas del álbum debut de la banda “Is This It” (2001).

De su último trabajo, “Future, Present Past” (2016), The Strokes, una de las bandas de garaje más icónicas del nuevo milenio, tan sólo tocó “Threat of joy” y “Drag queen”, una canción que no acabó de convencer del todo a los seguidores que abarrotaron el autódromo de Interlagos, en Sao Paulo.

La agrupación liderada por Julián Casablancas realizó varias pausas que despistaron al público y otorgaron al concierto un cierto aire de ensayo, llegando incluso a desanimar a una parte de los congregados poco antes del final de la actuación, que duró cerca de una hora y media.

Entre los reclamos de Casablancas por el sonido que llegaba de otros palcos del festival y una cierta apatía en las palabras del vocalista, el batería brasileño Fabrizio Moretti hizo un guiño a los suyos, habló en portugués y decoró su instrumento con una bandera de Brasil.

Antes de caer la noche, Two Door Cinema Club conquistó al público más joven del festival con una mezcla de temas consolidados, como “Come back home”, y sencillos de su nuevo álbum de estudio “Gameshow”, con el que el trío irlandés expone un lado más maduro y consistente, sin abandonar su espíritu indie.

Los muchachos prodigio de Irlanda del Norte hicieron saltar a un séquito de veinteañeros con el ritmo de sus canciones, especialmente con su superéxito “What you want”, que convirtió el autódromo en una auténtica pista de baile.

El pelirrojo Alex Trimble se metió en el bolsillo a los brasileños y les prometió que su próxima visita al país suramericano no tardará tanto en repetirse: “Han sido cuatro años y ha sido jodidamente largo”.

En otro de los escenarios, el grupo británico Duran Duran convenció a los más veteranos con una vuelta a la década de los ochenta, época en la que la banda se consagró en el firmamento del pop rock.

Con cuarenta años de música a sus espaldas y 14 álbumes de estudio, Simon Le Bon y compañía abusaron de sus viejas glorias para despertar nostalgia, pero dejaron de lado su mítico “Save a prayer”, ante la decepción de algunos fans.

Duran Duran compartió tabla durante algunos minutos con la cantante brasileña Céu, que actuó a primera hora de la tarde en el palco principal del festival.

Después llegó el turno del revolucionario artista del rhythm and blues (R&B) alternativo The Weeknd. En auge, el ganador de dos premios Grammy realizó su primera actuación en tierras brasileñas y se metió en el bolsillo a los presentes.

El palco brasileño del Lollapalooza reunió el domingo a 90.000 personas, frente a las 100.000 congregadas el sábado, cuando Metallica se entregó de lleno en un concierto de rock duro que duró cerca de dos horas.

El sábado también pisaron fuerte Cage The Elephant, The 1975, Glass Animals y de The XX.

Con cerca de cincuenta actuaciones y dos días de música, Lollapalooza puso fin a su sexta edición en Brasil, su primer destino antes de aterrizar el próximo fin de semana en Buenos Aires y Santiago de Chile. 

 

 

© Derechos :puede reproducirse esta nota

    citando como fuente: Los 60 Principales.

Wiz Khalifa lleva flores a tumba del capo colombiano Pablo Escobar

 

El rapero estadounidense Wiz Khalifa llevó flores a la tumba de Pablo Escobar y visitó predios que pertenecieron al narcotraficante en la ciudad colombiana de Medellín, cuyo alcalde tildó al artista de “sinvergüenza” y le exigió pedir disculpas a la ciudad.

“Ese sinvergüenza en vez de haberle llevado flores a Pablo Escobar, le tuvo que haber llevado flores a las víctimas de la violencia, debe ofrecer disculpas a la ciudad”, dijo el alcalde de Medellín, Federico Gutiérrez, al periódico El Colombiano.

El rapero estadounidense estuvo el viernes pasado en un concierto en esa ciudad y fue una de las estrellas del Festival Estéreo Picnic que terminó este sábado en Bogotá.

“Todos los que vengan a nuestra ciudad tienen que respetar a miles de víctimas que murieron o que perdieron a sus familias por la guerra contra el narcotráfico, esto lo tenemos que rechazar entre todos”, dijo Gutiérrez.

Durante su estadía, Wiz Khalifa, de 29 años, además de visitar la tumba de Escobar, que murió en el tejado de una vivienda de la ciudad, en medio de una operación policial realizada el 2 de diciembre de 1993, visitó el edifico Mónaco, en donde vivieron el capo y su familia.

El rapero subió a sus redes sociales fotos de sus visitas, lo que generó controversia.

En julio del año pasado el reguetonero puertorriqueño J Álvarez usó una camiseta alusiva al fallecido capo en la inauguración de la Feria de las Flores en Medellín.

El boricua se presentó a una rueda de prensa con una camiseta con el mensaje “The Cartel”, que en la espalda lo completaba la palabra “Escobar”.

El alcalde Gutiérrez aseguró que J Álvarez admitió la equivocación y ofreció excusas a una ciudad.

 

 

© Derechos :puede reproducirse esta nota

    citando como fuente: Los 60 Principales.

Elton John se rodea de amigos en su 70 cumpleaños

 

El diseñador Tom Ford y su marido Richard Buckley a su llegada a la gala.

El diseñador Tom Ford y su marido Richard Buckley a su llegada a la gala.

El músico británico organizó una gala solidaria para conmemorar su entrada en otra década de gran éxito presupone.

La cantante Katy Perry posa en la alfombra roja de la fiesta.

La cantante Katy Perry posa en la alfombra roja de la fiesta.

El actor Jon Hamm fue otro de los invitados al cumpleaños del músico.

El actor Jon Hamm fue otro de los invitados al cumpleaños del músico.

Elton John y su esposo David Furnish, los anfitriones de la noche.

Elton John y su esposo David Furnish, los anfitriones de la noche.

Rob Lowe también se sumó a la cita en beneficio de la fundación Elton John AIDS en Los Ángeles.

Rob Lowe también se sumó a la cita en beneficio de la fundación Elton John AIDS en Los Ángeles.

Sharon Osbourne y su hija Kelly Osbourne .

Sharon Osbourne y su hija Kelly Osbourne .

La modelo Heidi Klum, en la alfombra roja de la noche.

La modelo Heidi Klum, en la alfombra roja de la noche.

La tenista Billie Jean King y su pareja Ilana Kloss también estaban entre las invitadas.

La tenista Billie Jean King y su pareja Ilana Kloss también estaban entre las invitadas.

Neil Patrick Harris y su marido David Burtka acudieron a la cita de Elton John.

Neil Patrick Harris y su marido David Burtka acudieron a la cita de Elton John.

El cómico James Cordeny su esposa Julia Carey.

El cómico James Corden y su esposa Julia Carey.

 

 

© Derechos :puede reproducirse esta nota

    citando como fuente: Los 60 Principales.

Adele: “No sé si vuelva a salir de gira alguna vez”

 

Puede que los seguidores de Adele que no llegaron a verla en la gira mundial que está por terminar no tengan la suerte de hacerlo en el futuro.

 El diario The New Zealand Herald reporta que Adele le dijo al público durante su concierto del domingo por la noche en Auckland que “salir de gira no es algo en lo que sea buena” y que no sabe si “vuelva a salir de gira alguna vez”. Era su último concierto antes de que termine formalmente la gira en su natal Londres, donde tiene previstas cuatro presentaciones en el Wembley Stadium este verano.

Adele cantó este domingo bajo una lluvia torrencial al aire libre. Fotografías muestran a la estrella británica con la ropa empapada en parte del concierto y también usando un poncho de plástico.

“Acabo de pasar dos horas en peluquería y maquillaje para nada”, la cantante dijo en chiste. 

 

 

© Derechos :puede reproducirse esta nota

    citando como fuente: Los 60 Principales.

Desvelan una estatua de Juan Gabriel en el balneario mexicano de Acapulco

 

Una estatua de Juan Gabriel fue desvelada en el balneario de Acapulco, en un festivo acto oficiado por el gobernador del estado de Guerrero, Héctor Astudillo, y el secretario mexicano de Turismo, Enrique de la Madrid.

La inauguración de la estatua en la zona de Sinfonía del Mar de Acapulco, a los pies del océano Pacífico, estuvo acompañada de interpretaciones de temas de Juan Gabriel por parte de, entre otras figuras, la cantante Aida Cuevas, gran amiga del artista fallecido en 2016 a los 66 años.

La estatua de Juan Gabriel fue elaborada por la escultora Edysa Ponzanelli con la técnica conocida como bronce a la cera perdida en estilo retrato, tiene una dimensión de 1,80 metros y fue colocada en la entrada del Anfiteatro de Sinfonía del Mar.

La imagen de Alberto Aguilera, nombre real del compositor, muestra al Divo de Juárez con los brazos abiertos y mirando hacia el cielo, en una expresión tranquila y contemplativa.

Juan Gabriel, quien era oriundo de Parácuaro, Michoacán (oeste), fue recordado la tarde del domingo por miles de familias acapulqueñas, que disfrutaron del espectáculo musical.

Cuevas interpretó temas como “Te Sigo Amando”, “Querida”, “Hasta que te conocí”, “Amor eterno” y “El Noa Noa”, entre otras canciones.

La escultura, denominada “Amor eterno”, se observa con la vestimenta que utilizara durante su concierto en el Palacio de Bellas Artes de la Ciudad de México en 1990, colocada sobre un pedestal de granito en la plazoleta de Sinfonía del Mar.

El diseñador de moda y amigo de Juan Gabriel, Horacio León, declaró a los medios locales que el homenaje es “muy merecido” porque el artista “amaba Acapulco”, y por ello tenía varias casas en este popular balneario del Pacífico mexicano.

“El lugar para su estatua está perfecto y ojalá que estuviera aquí su familia, pero creo que no vinieron”.

Con este acto, se inauguró la primera etapa de los trabajos de remodelación que abarcan de la Playa Angosta a La Quebrada, en la costa de Acapulco, explicó el Gobierno de Guerrero en un boletín.

Con la inauguración de este monumento, se pretende reconocer la trayectoria artística del divo y agradecerle la difusión que hiciera al nombre de Acapulco en sus canciones, agregó el escrito.

La plazoleta de Sinfonía del Mar, perteneciente a la zona de La Quebrada, se renovó con una inversión de 30 millones de pesos mexicanos (1,60 millones de dólares), como parte de los trabajos de recuperación de espacios turísticos en este destino de playa, en el marco del Tianguis Turístico Acapulco 2017.

 

 

© Derechos :puede reproducirse esta nota

    citando como fuente: Los 60 Principales.

El barítono español Carlos Álvarez convierte su interpretación en el Liceo en una lección vocal y teatral

 

Un momento del 'Rigoletto' del Liceo.

No mejora mucho con el paso de los años el montaje de Rigoletto firmado por la directora de escena holandesa Monique Wagemakers, una coproducción del Liceo y el Teatro Real que hizo historia en 2009 en el coliseo madrileño no por su fuerza teatral, sino por el bis del dúo de la vendetta a mayor gloria de Leo Nucci y Patrizia Ciofi. Por cierto, el veterano barítono italiano regresa al Liceo para actuar en una única función de este minimalista y frío montaje que gana emoción por las voces y la inspirada y detallista dirección musical del italiano Riccardo Frizza.

Visualmente, el espectáculo tiene escenas bellas y un elegante vestuario de Sandy Powell, ganadora de tres Oscar, pero la estética minimalista, por muy fashion que sea, resulta distante, tan contemplativa que ahoga las emociones. Técnicamente, es una producción compleja, no por lo que se ve, sino por el uso de una plataforma hidráulica rectangular que ofrece impresionantes perspectivas. Teatralmente es más un Rigoletto para ver que para emocionarse, ya que sus espacios abiertos limitan por desgracia la proyección de las voces.

Por fortuna, en el título que abre la trilogía romántica verdiana la emoción está en las voces y en la orquesta, y en este espectáculo, además del esperado debut del tenor mexicano Javier Camarena en un papel tan cargado de leyenda como el Duque de Mantua y la musical Gilda de la soprano italiana Désirée Rancatori, quien marca la diferencia y eleva el listón de calidad interpretativa a lo más alto es el gran barítono español Carlos Álvarez en un papel que convierte en una lección vocal y teatral y desde que sale hasta que grita maledizione por última vez.

Ya que en escena no hay nada aparte de la plataforma y sus bordes de neón, dos escaleras y una trampilla, Wagemakers propone una mirada alejada de la tradición que convierte al bufón de la corte del Duque de Mantua -que en este montaje ha perdido su joroba- en un padre maltratador con pulsiones incestuosas. Salvo en algunos gestos violentos y un punto libidinosos que apunta Álvarez, si no te informan antes de entrar al teatro ni te enteras de esta ocurrencia, difícil de sostener ante la grandeza del personaje que inspira a Verdi una música de desbordante humanidad.

Con o sin joroba, Álvarez es un Rigoletto de manual. Lo tiene todo; potencia, brillo y fuerza expresiva, arte en la dicción y el valor de cada palabra, en la nobleza del fraseo, en la ira del grito y el susurro del dolor. Es un Rigoletto con alma verdiana que se llevó, con toda justicia, los más entusiastas aplausos de la velada.

Salió relativamente airoso Camarena en su primer Duque. Con voz preciosa, fraseo elegante y agudos luminosos dio brillo a La donna è mobile y a la cabaletta Possente amor mi chiama, pero en este repertorio tiene el mismo problema que su colega Juan Diego Flórez: en las escenas de más intensidad lírica, la debilidad de los graves y el limitado volumen pasan su inevitable factura.

Rancatore es una Gilda de delicados acentos y justa coloratura que alcanza sus mejores momentos en el dúo del segundo acto. El rotundo Sparafucile del bajo croata Ante Jerkunica y la sensual Maddalena de la mezzosoprano georgiana Ketevan Kemoklidze aseguraron buenos momentos en una función que tuvo como punto negro el decepcionante y poco audible Monterone del bajo italiano Gianfranco Montresor: en el coro del Liceo, que estuvo magnífico en todas sus intervenciones, hay bajos más calificados para este papel.

 

 

© Derechos :puede reproducirse esta nota

    citando como fuente: Los 60 Principales.

Andrés Calamaro regresa a Chile con una gira de tres ciudades

 

Andrés Calamaro regresa a Chile con una gira de tres ciudades

Andrés Calamaro hace valer la espera. Ni aunque la cordillera lo separe por poco más de una hora por aire de nuestras tierras, o con excusa de algún festival, El Salmón esperó tener nuevo material en mano para volver después de cuatro años, cuando se presentó por última vez en el Movistar Arena.

El cantautor regresará en julio para brindar tres fechas, oscilantes entre lo masivo y lo íntimo. Su primera parada será Santiago, el día 2 en el Movistar Arena, para continuar en Valparaíso, el 5 de julio, en el Teatro Municipal y finalmente en Concepción, el 7 del mismo mes, en el Teatro Universidad de Concepción; la gira se bautiza “Licencia para cantar”.

En todo caso, quienes sigan de cerca al argentino en redes sociales o por simple fanatismo, sabrán que su relación con el país es de mutuo afecto, pese a la distancia temporal. Y aunque sin mantener un vínculo de familiaridad, así como Fito Páez -que ya fijó su regreso para fines de abril- o Charly García, las veces de Calamaro en Chile han sido significativas. Antes fue en 2007, 2009 y en diciembre de 2010, cuando participó del festival El Abrazo, una instancia histórica en el marco de los megafestivales en el país, y que reunió únicamente a artistas chilenos y argentinos, con la finalidad de celebrar el bicentenario de ambas naciones. Por este motivo, el mismo Charly García, Babasónicos, Fito Páez, Vicentico y el fallecido Luis Alberto Spinetta, se hicieron parte junto a nacionales como Los Tres, Los Jaivas y Jorge González, con una convocatoria que reunió a más de 70 mil personas en su única jornada en el Parque O’higgins.

Al día de hoy, hay dos motivos que traen con fuerza al ex de Los Rodríguez. El primero es la publicación de Romophonic Sessions (2016), un trabajo en conjunto con el colosal pianista Germán Wiedemer. El disco fue bautizado como tal en honor al estudio de grabación bonaerense, espacio que sirvió a la dupla para reversionar una selección de los hits eléctricos de la voz argentina, además de un conjunto de colaboraciones -las que alguna vez hizo con Hugo Fattoruso, Juanjo Domínguez y Antonio Serrano, entre otras destacadas por sus atributos líricos y el valor que otorgan a la carrera del argentino.

Lo que comenzó como un mero ensayo, terminó en dos días de sesiones y una grabación accidental, que de cierta manera, pretendía la autencidad del sonido en vivo y el dinamismo entre los mundos del cantautor y el pianista. Temas como Mi enfermedad, Nueva Zamba para mi tierra, Garúa y Absurdo conformaron un total de 10 canciones.

El cantautor no quiso reposar en este formato, y en diciembre se atrevió con Volumen 11, un ejercicio compilatorio de grabaciones que efectuó entre 2012 y 2016, sin ánimo de una previa publicación.

Este recorrido se traduce en una bitácora libre de emociones, borradores, ensayos y reflexiones al alero de la vorágine creativa que un compositor percibe en su día a día, sumiso a la nostalgia, memorias y la cotidianidad. Sus canciones ceden al resultado de una fluida ritmicidad inclinada al blues. Los títulos hablan por sí solos, y más allá de lo estrictamente musical: Blues y orquesta, Blues de Santa Fe -con la memoria puesta en Pappo, precursor y figura blusera trasandina- y Tan triste no es el blues, que se suman a Cazador de Ateos, la que su responsable proclama como la declaración de principios del disco, frente a las contigentes problemáticas sociales en Argentina y en el mundo: “Es una declaración sonora y distorsionada también, contiene frases que podrían dirigir la nueva rebeldía de los pensamientos libres o ser discutidas en los foros virtuales con rabia”, expresa Calamaro en el blog de su página oficial.

Con menos de un año de distancia, ambas publicaciones responden a la continuidad y recreación de lo que alguna vez se hizo con la colección Grabaciones Encontradas, después de publicar Volumen 1 en 1994 y DOS (Volumen 2), en 1996, cuyos registros se guardarón por más de 10 años. Previo a estas dos producciones, el ex integrante de Los Abuelos de la Nada editó tres discos en vivo, incluyendo Hijos del Pueblo con Enrique Bunbury (Héroes del Silencio) en 2015 y desde el estudio, Bohemio, en 2014.

Las entradas para la gira de regreso de Andrés Calamaro estarán a la venta desde el 29 de marzo por sistema Puntoticket, Ripley y Cinemark, con precios que irán desde los 15 mil pesos en Santiago, 30 mil pesos en Valparaíso y 35 mil pesos en Concepción.

 

 

© Derechos :puede reproducirse esta nota

    citando como fuente: Los 60 Principales.

Viaje a la cuna de Chuck Berry

 

Viaje a la cuna de Chuck Berry

Pocas experiencias resultan tan conmovedoras para un conocedor de la música como visitar un viejo estudio de grabación. Recorrer el mismo espacio donde alguna vez se plantó Elvis para registrar su primera canción, observar los mismos rincones donde unos Rolling Stones veinteañeros se entretenían tributando el viejo blues, fotografiar las consolas en que adquirieron vida los mayores discos de la historia.

Pero también pocas experiencias resultan tan disonantes. Porque si el tamaño de un estudio fuera proporcional a su leyenda, habría que perderse por espacios señoriales, auténticas fortalezas que algún día cobijaron un infinito caudal creativo. Nada más alejado de eso. Los antiguos laboratorios musicales son casi siempre estrechos, desprovistos de toda elegancia, con el aspecto de cualquier oficina arrojada en medio de una ciudad.

Chess Records, en Chicago, es un buen ejemplo. La compañía discográfica del mismo nombre tuvo su estudio más célebre en el sur de la ciudad, donde desde 1950 recibió a parte de los nombres más influyentes del blues y los primeros días del rock and roll, como Willie Dixon, Muddy Waters y Howlin’ Wolf.

Fue el lugar donde también forjó su propia revolución Chuck Berry, el músico fallecido el pasado sábado 18 y que llegó al sitio en 1955, cuando probaba suerte en la escena de Chicago y fue recomendado por uno de sus ídolos, Muddy Waters. Ahí grabó una impresionante racha de éxitos comandada por Maybellene, Johnnie B. Goode y Roll over Beethoven: básicamente los hits que sentaron las bases de todo lo que vendría después.

Desde hace un par de años, el estudio es administrado por la fundación Willie Dixon’s Blues Heaven y funciona como museo. Pero ingresar a sus históricas paredes no es fácil. El lugar casi siempre parece cerrado y sin mayor vida, sólo reconocible por una placa que resalta su importancia y por un patio que exhibe las imágenes de sus mayores héroes.

Tras golpear una puerta de vidrio, aparece un guía que cobra la entrada y que invita a subir sus empinadas escaleras, con las paredes tapizadas con las fotos de los fornidos bluseros que hace mucho remecieron el edificio. Enumera todos los que pasaron por ahí y en un televisor prende un antiguo documental de la discográfica, aunque hay relatos menos artísticos merodeando el mismo perímetro: según Keith Richards, que grabó en el lugar junto a los Rolling Stones en su debut en EE.UU. en 1964, cuando subió por estas mismas escaleras se encontró con Waters pintando el techo, intentando ganar algo del dinero extraviado en los años de vacas flacas.

Pero más apasionante que el techo es el mismísimo centro de operaciones donde se encerraban los músicos. Ahí aún sobreviven un antiguo magnetófono de bobina abierta -la máquina básica de esos años-, un reloj que marcaba las sesiones y dos enormes monitores de audio. Fuera de ese espacio, también hay una batería y un piano utilizado por los propios Stones.

Como homenaje a Berry, su imagen en pleno plan de ataque -con traje, humita y la guitarra empuñada- aparece en uno de los salones centrales. En el primer piso, un largo pasillo muestra las oficinas de los dos propietarios del sello, los hermanos Leonard y Phil Chess, mientras una sala extensa despliega guitarras, uñetas, manuscritos, fotos y poleras que pertenecieron a los artistas.

Nuevamente hay un sitial estelar para el fallecido cantante: una vitrina muestra una carátula de uno de sus álbumes autografiado en 2001, un libro, un afiche y un vinilo registrado junto a Bo Diddley, el otro gran astro del rock and roll en la firma. Pero en el paralelo de ambos, Berry dejó una sombra mucho más alargada. Por algo lo que queda de Chess, pese a su funcionamiento a medias, lo desolado de su apariencia y una paupérrima tienda de merchandising, sigue rendido a su memoria.

 

 

© Derechos :puede reproducirse esta nota

    citando como fuente: Los 60 Principales.

Ex de Juan Gabriel amaga con demandar a su familia

 

Katán Rodríguez quien dice haber sido amante de Juan Gabriel, reclama a la familia del cantautor la escultura de una diosa hindú que le obsequió al artista hace años, según informa el Diario Basta!

Dicha estatua representa a la diosa Ganesha, misma que él adquirió por una elevada suma de dinero, y cuando Juan Gabriel hizo su casa en Cancún, Katán se la obsequió para que adornara sus jardines.

Ahora el empresario, quien radica en Acapulco, está dispuesto a demandar a los Aguilera Salas si no le es devuelta la Ganesha, misma que fue traída especialmente para él desde la India.

 

 

© Derechos :puede reproducirse esta nota

    citando como fuente: Los 60 Principales.